PARROQUIA DE SAN CRISTÓBAL - LA HIGUERITA - LA LAGUNA

 

 

   

LLEGA EL VERANO

    

     Llega el verano y con él las vacaciones y un merecido descanso de las actividades parroquiales. Todo se detiene temporalmente, excepto la Eucaristía, en la que nos seguiremos encontrando los fines de semana, los que no estemos disfrutando de unas vacaciones lejos de nuestro entorno parroquial.

 

     Para aquellos que se van a otros lugares de vacaciones, les deseamos una feliz estancia y les recordamos que el descanso es mucho mejor con Jesús a nuestro lado, que sigan creciendo en la fe y reforzando su vida espiritual.

 

     Aprovechemos el tiempo que nos ofrecen las vacaciones para tener más momentos de oración, contemplar los paisajes y las maravillas de la creación de Dios, agradecer a Dios por los beneficios que nos concede, leer algún libro edificante, sanar heridas y ponernos en paz con nosotros mismos y con los demás.

 

     Así, regresaremos relajados y renovados para comenzar con fuerza el nuevo curso.

 

     ¡Hasta Septiembre!

   

COMIENZA LA MISIÓN

     El Plan Diocesano de Pastoral nos propone para los años 2017-2019: «Acompañar y Fructificar». Concretamente, en este curso, nos vamos a centrar en el «Acompañar». Estamos en camino. «Una Iglesia en salida» es el horizonte que el Papa Francisco nos propone en su Exhortación.

 

     Entramos ya en el recorrido misionero que nos renovará como discípulos del Señor. La misión nos pone ya en actitud de salida para llevar el Evangelio a nuestros hermanos y hermanas en nuestra parroquia, en nuestro barrio y en nuestro ambiente.

 

     Comenzamos, pues, la misión evangelizadora. Eso nos llevará a un cambio de actitud, a un sentido más profundo de pertenencia a la Iglesia, a un refuerzo en la oración y a un estilo de vida distinto que se tiene que traducir en nuestro trato con los hermanos, sobretodo con los alejados. Acompañar llenos de la ternura de Dios, ejercitar el arte de la escucha por más duros que sean los problemas, tener paciencia y aguante apostólico...

 

    Nuestro modelo es Jesús y nuestra fuerza el Espíritu Santo. ¡No tengamos miedo! Nos dice el Señor, él estará junto a nosotros. Él es el gran protagonista de la misión, nosotros sólo sus instrumentos.

 

     ¿Te apuntas a ser discípulo misionero activo de Jesús? Él nos necesita, aquí y ahora, para seguir anunciando el Reino de Dios, la Buena Nueva de su mensaje.